Cómo almacenar y disfrutar de vinos finos

La temperatura adecuada es siempre un factor clave, tanto durante la maduración de las uvas como en la producción y el almacenamiento de los vinos, incluso en el momento mismo de beberlo.

La temperatura adecuada es siempre un factor clave, tanto durante la maduración de las uvas como en la producción y el almacenamiento de los vinos, incluso en el momento mismo de beberlo.

Desde que aparecen los primeros brotes de la vid hasta el envasado, los productores vitivinícolas aplican gran cantidad de conocimientos, devoción y diligencia para asegurarse de que sus botellas contengan los mejores productos. Los vinos blancos se añejan en toneles o tanques especiales durante varios meses hasta que están listos para el envasado. Por otra parte, los vinos tintos pueden demorar varios años en madurar, e incluso luego de ese tiempo es posible que algunos no hayan desarrollado todo su sabor. Al estar en condiciones óptimas de almacenamiento, los vinos pueden madurar hasta su punto óptimo y mejorar incluso en la botella.

Frío constante: un clima de ensueño para tu vino

Ya sea invierno o verano, el vino requiere de una temperatura constante. Tus valiosas botellas deben estar al resguardo de la luz UV y de todo tipo de aromas y olores. Incluso el aire seco y la vibración pueden afectar la calidad del vino. En los gabinetes para vinos de Liebherr, los vinos finos están seguros en las condiciones de almacenamiento ideales, para garantizarte un verdadero placer cuando abras una botella.

Liebherr, expertos en vinos

La elaboración de vinos es un proceso exigente que requiere sumo cuidado y profesionalismo. En esta película podrás ver los procesos y aprender por qué el gabinete para vinos de Liebherr es el mejor lugar para almacenar tus vinos.