Etiquetados comparativos del consumo

De forma general, se aplica lo siguiente: Cuanto más

De forma general, se aplica lo siguiente: Cuanto más "verde" sea la clase de eficiencia, más baja la factura eléctrica.

La etiqueta informa de datos del producto como el consumo energético, el volumen y la emisión de ruido. Ello permite una comparación rápida dentro de una categoría de productos.

Existen en el mundo diversos etiquetados energéticos. En EE. UU., los dispositivos etiquetados con el distintivo Energy Star consumen del 20 % al 30 % menos que lo estipulado legalmente. Energy Star ha sido adaptado por muchos países en todo el mundo, si bien las disposiciones legales y los criterios varían enormemente. Por el contrario, el etiquetado vigente en todos los Estados miembros de la UE permite al consumidor diferenciar los valores de consumo entre categorías definidas de forma obligatoria. El etiquetado se introdujo a mediados de la década del 1990 y se lleva actualizando periódicamente desde entonces.

En aras de la neutralidad lingüística y la validez comparativa, se representan todas las características relevantes mediante pictogramas.

Entendiendo mejor el etiquetado energético de la UE

Con la fundación de la Unión Europea, los Estados miembros se comprometen a luchar juntos contra el cambio climático. Una de las estrategias para hacerlo consiste en la obligación común de todos los estados de etiquetar los electrodomésticos según su consumo energético de forma que se pueda comparar directamente e incentivar así a los fabricantes a desarrollar dispositivos cada vez más ahorradores.

  • 1998: Con la introducción de la etiqueta europea en Alemania, la eficiencia energética se convierte en un criterio de compra cada vez más importante, ya que ahora se pueden comparar a simple vista el consumo y el rendimiento.
  • 2010: Si bien al principio la etiqueta se aplicaba solo a frigoríficos, congeladores, lavadoras y lavavajillas, ahora se encuentra también en otros electrodomésticos. Debido a las enormes diferencias en la hasta entonces mejor clase de eficiencia energética, la A, se introducen las clases A+, A++ y A+++ .
  • 2011: La Unión Europea obliga a los comerciantes a etiquetar sus frigoríficos y congeladores con el nuevo etiquetado.
  • 2012: Ya solo se pueden producir frigoríficos y congeladores de las clases de eficiencia energética A+ o superior.
  • En la actualidad, la Comisión Europea trabaja en una nueva clasificación, ya que el consumo de algunos aparatos se sitúa claramente por debajo de A+++ y estos ya no se abarcan ni se pueden comparar.

La etiqueta energética de la UE muestra en una sencilla escala de color del rojo al verde oscuro la clase de eficiencia energética. Asimismo, en el caso de los frigoríficos y los congeladores, informa sobre el consumo anual y el volumen útil de los distintos compartimentos, así como de la temperatura más baja. La etiqueta también indica el grado de emisión sonora.

Cuanto menor sea un frigorífico, menor será su consumo. Por eso solo se pueden comparar realmente aparatos que pertenezcan a la misma categoría, es decir, volumen, tipo y equipamiento del aparato tienen que ser, como mínimo, parecidos. A menudo, dentro de una categoría de productos se dan claras diferencias en lo que respecta al consumo eléctrico. Cuanto más elevada la clase de eficiencia energética, más potencial de ahorro.

Pero una clase de eficiencia energética mejor no solo implica un alivio económico: el uso de dispositivos de bajo consumo preserva las fuentes de energía y reduce las emisiones de CO2.

En el pasado, los productores de la industria alimentaria desarrollaron sus propias normas, conforme a las cuales certificaban los aparatos. Se valoraban juntos aspectos como el rendimiento y el consumo energético.

En vista de los crecientes costes, la eficiencia energética en el almacenamiento y la producción tiene un papel cada vez más importante para los empresarios. En estos momentos, se trabaja en un etiquetado para el ámbito comercial.

Cómo interpretar correctamente la etiqueta energética

Para poder comparar mejor, explicamos ampliamente qué significan los símbolos de la etiqueta energética europea. blog.liebherr.com/hausgeraete

Energía y protección del medio ambiente en Europa

El Comité Europeo de Fabricantes de Electrodomésticos (CEFE) informa sobre el compromiso europeo en el ámbito de la protección medioambiental y el ahorro energético. ceced.eu