Frescura desde el congelador

Los productos de temporada congelados proporcionan un placer aromático en todas las estaciones del año.

Los productos de temporada congelados proporcionan un placer aromático en todas las estaciones del año.

Sabrosas hierbas aromáticas, dulces bayas o frescas verduras de hoja: quien desee productos de temporada en todas las épocas del año, tiene que congelarlos frescos.

La congelación de los alimentos no solo los hace más duraderos: cuanto más frescos y más rápido se congelen, más vitaminas y minerales conservarán. Por esa razón, por ejemplo, se congela el pescado recién obtenido directamente en alta mar. Gracias a la congelación inmediata, alcanza, una vez descongelado, mayor frescor que el pescado que se vende en los mostradores del supermercado tras prolongados tiempos de transporte. Se trata de un método que puede aprovechar ahora también en casa. El sistema automático SuperFrost de Liebherr reduce la temperatura en el congelador hasta los -32 °C. De ese modo se generan reservas de frío que permiten que el sabor y las vitaminas de la verdura fresca de temporada se conserven gracias a la congelación rápida. Una vez congelados por completo los alimentos, SuperFrost se desconecta y se vuelve automáticamente al modo normal, lo que permite ahorrar energía.

Por cierto: al contrario que la congelación, la descongelación debe realizarse lenta y cuidadosamente, en el frigorífico a ser posible.

Congelación innovadora de Liebherr

  • Nunca más descongelar
    Descongelando periódicamente se ahorra electricidad. La función NoFrost asume la tarea automáticamente. En cuanto el evaporador forma una capa de hielo, un sensor activa el proceso de descongelación. Para ello, se detiene el ventilador, con lo que se calientan los tubos del vaporizador y la capa de hielo se funde, sin que la temperatura del espacio del congelador se eleve. El aparato se mantiene sin hielo y el consumo energético se mantiene constante. Y no es necesario descongelar nunca más a mano.

    NoFrost Nunca más descongelar

    Descongelando periódicamente se ahorra electricidad. La función NoFrost asume la tarea automáticamente. En cuanto el evaporador forma una capa de hielo, un sensor activa el proceso de descongelación. Para ello, se detiene el ventilador, con lo que se calientan los tubos del vaporizador y la capa de hielo se funde, sin que la temperatura del espacio del congelador se eleve. El aparato se mantiene sin hielo y el consumo energético se mantiene constante. Y no es necesario descongelar nunca más a mano.

  • El frío se queda en el congelador
    Cada vez que se abre el congelador, se escapa el frío. Y eso no solo eleva el consumo energético: produce también oscilaciones de temperatura que afectan a la calidad de los alimentos. Gracias a los cajones extra altos y cerrados por los cuatro lados, con FrostSafe se escapa mucho menos frío que en los congeladores convencionales. Además, el frontal transparente mantiene a la vista el contenido sin necesidad de sacar el compartimento.

    FrostSafe El frío se queda en el congelador

    Cada vez que se abre el congelador, se escapa el frío. Y eso no solo eleva el consumo energético: produce también oscilaciones de temperatura que afectan a la calidad de los alimentos. Gracias a los cajones extra altos y cerrados por los cuatro lados, con FrostSafe se escapa mucho menos frío que en los congeladores convencionales. Además, el frontal transparente mantiene a la vista el contenido sin necesidad de sacar el compartimento.

  • Extracción más cómoda
    En los modelos con congelador NoFrost de 70 cm de ancho, los cajones se sacan con cómodas guías telescópicas de deslizamiento suave. Gracias a los tiradores integrados, se pueden sacar sin esfuerzo.

    Guías telescópicas Extracción más cómoda

    En los modelos con congelador NoFrost de 70 cm de ancho, los cajones se sacan con cómodas guías telescópicas de deslizamiento suave. Gracias a los tiradores integrados, se pueden sacar sin esfuerzo.

  • Cubitos de hielo sin límite
    Los aperitivos están preparados, el vino y el cava puestos a enfriar y los vasos abrillantados: ya pueden venir los invitados. Pero, con la vorágine de los preparativos, se ha olvidado llenar la cubitera. Gracias a IceMaker, llenar a mano las cubiteras es cosa del pasado. A través de una toma de agua propia o mediante el depósito integrado, hay cubitos siempre que se desee.

    IceMaker Cubitos de hielo sin límite

    Los aperitivos están preparados, el vino y el cava puestos a enfriar y los vasos abrillantados: ya pueden venir los invitados. Pero, con la vorágine de los preparativos, se ha olvidado llenar la cubitera. Gracias a IceMaker, llenar a mano las cubiteras es cosa del pasado. A través de una toma de agua propia o mediante el depósito integrado, hay cubitos siempre que se desee.

  • Bayas y hierbas en su mejor estado
    Quien haya congelado alguna vez bayas, ajo de oso o albahaca conoce bien el problema: en la bolsa se quedan pegadas las bayas y las hierbas, con lo que es bien difícil la extracción en porciones. La forma también se ve afectada por el apelmazamiento. Pero eso ya no sucede en el compartimento para hierbas y bayas: en él, las moras y las acelgas están bien a la vista e idealmente ordenadas. Después de unas diez o doce horas de precongelación, se puede trasladar el producto a bolsas para congelar o recipientes de plástico con cierre.

    Compartimento para bayas Bayas y hierbas en su mejor estado

    Quien haya congelado alguna vez bayas, ajo de oso o albahaca conoce bien el problema: en la bolsa se quedan pegadas las bayas y las hierbas, con lo que es bien difícil la extracción en porciones. La forma también se ve afectada por el apelmazamiento. Pero eso ya no sucede en el compartimento para hierbas y bayas: en él, las moras y las acelgas están bien a la vista e idealmente ordenadas. Después de unas diez o doce horas de precongelación, se puede trasladar el producto a bolsas para congelar o recipientes de plástico con cierre.

  • La congelación fácil
    El sistema automático SuperFrost convierte la congelación en algo fácil y que ahorra energía. Se ocupa de reducir rápidamente la temperatura a -32 °C, creando así la reserva de frío que permite que las vitaminas se conserven. En cuanto concluye el proceso de congelación, el sistema AutoFrost se desconecta automáticamente y se vuelve al modo normal, lo que contribuye a ahorrar energía.

    SuperFrost La congelación fácil

    El sistema automático SuperFrost convierte la congelación en algo fácil y que ahorra energía. Se ocupa de reducir rápidamente la temperatura a -32 °C, creando así la reserva de frío que permite que las vitaminas se conserven. En cuanto concluye el proceso de congelación, el sistema AutoFrost se desconecta automáticamente y se vuelve al modo normal, lo que contribuye a ahorrar energía.

Vídeo

En los aparatos con NoFrost, los alimentos se congelan gracias a la circulación de aire refrigerado y la humedad se extrae. De ese modo, el espacio del congelador permanece sin hielo sin necesidad de descongelar a mano.

En los aparatos con NoFrost, los alimentos se congelan gracias a la circulación de aire refrigerado y la humedad se extrae. De ese modo, el espacio del congelador permanece sin hielo sin necesidad de descongelar a mano. Ver el vídeo

En los aparatos con NoFrost, los alimentos se congelan gracias a la circulación de aire refrigerado y la humedad se extrae. De ese modo, el espacio del congelador permanece sin hielo sin necesidad de descongelar a mano.