Vino: cultura para sibaritas

Una celebración familiar, la visita de buenos amigos o una tarde relajada ofrecen la ocasión ideal para abrir una botella de buen vino. Para que un vino elaborado y envejecido cuidadosamente despliegue todo su potencial necesita que se lo trate con delicadeza. El mejor gusto al paladar se consigue con un almacenamiento en condiciones óptimas y un atemperado en su punto.