El compartimento frigorífico resulta ideal para guardar los siguientes productos:

  • alimentos que se hayan de consumir sin tardanza (por ejemplo, comida ya hecha, restos de comidas y tartas o pasteles).
  • Alimentos de larga durabilidad (por ejemplo, conservas, mermelada y jalea).
  • Alimentos que no desee tomar muy fríos (por ejemplo, yogur).
  • Alimentos que aún tengan que madurar (por ejemplo, queso)
  • Productos para descongelar
  • En la parte superior: Frutas y verduras sensibles al frío (por ejemplo, calabacines, pepinos, patatas y piña).

La parte del frigorífico donde más elevada es la temperatura es la puerta. Por ello, los estantes previstos en la misma constituyen el lugar ideal para guardar latas, tubos, bebidas y mantequilla untable. También la leche se puede guardar aquí sin problema. Sin embargo, la leche cruda, conviene guardarla en el cajón BioFresh.

A los siguientes alimentos les sienta especialmente bien el cajón BioFresh:

  • Frutas y verduras (con humedad del aire alta)
  • Leche, pescado, embutidos y productos cárnicos (con humedad del aire baja)
  • Huevos
  • Productos ya abiertos

Disfrute hasta 8 días más de la lechuga, 4 días más de las fresas o 6 días más de la suculenta carne de vacuno que si los guardara en el compartimento frigorífico.

¿Tiene además un cajón para pescado y marisco (BioFresh-Plus)? Mejor todavía.

Aquí, el pescado y el marisco se conservan el doble de tiempo que en el compartimento frigorífico. Por ejemplo, el salmón fresco se puede mantener fresco hasta 4 días en lugar de solo uno.

¿Tiene un frigorífico BioCool? A continuación le damos nuestros consejos para un almacenamiento ideal:

  • La carne, embutidos, productos lácteos, huevos y pescado se deben guardar en la parte inferior del frigorífico.
  • Las frutas y verduras se mantienen frescas durante más tiempo en la BioCool-Box.

La congelación segura de alimentos frescos está garantizada porque todos los frigoríficos de Liebherr tienen un congelador o compartimento congelador de 4 estrellas. Gracias a sus gélidas temperaturas de al menos -18 °C, el compartimento es adecuado para guardar alimentos durante varios meses.

Por ello, la zona de congelación resulta especialmente adecuada para guardar alimentos congelados y hacer cubitos de hielo.

¿No dispone de sótano o despensa? Entonces le vendrá muy bien el compartimento bodega

para guardar los alimentos que en modo alguno se deben introducir en el compartimento frigorífico. Se trata de alimentos extremadamente sensibles al frío y a la luz, y cuya temperatura ideal de almacenamiento está por encima de los 9 °C (por ejemplo, plátanos, tomates, pepinos, frutas tropicales, patatas y cebollas).

Encontrará más consejos y ayuda inteligente sobre el tema de almacenamiento de alimentos en nuestra revista en línea o en nuestras aplicaciones: