Medioambiente

Nuestro objetivo general es disminuir el impacto medioambiental de nuestros productos y servicios en la mayor medida posible. Nuestra política corporativa manifiesta nuestra filosofía respecto de la gestión ambiental. En el marco de dicha política, nuestra responsabilidad ecológica en la producción de una nueva serie de electrodomésticos comienza bien al inicio del proceso de diseño. Solo utilizamos componentes de primera calidad para asegurarnos de que nuestros electrodomésticos funcionen de manera confiable a lo largo del tiempo y conforme a parámetros óptimos de bajo consumo. Nuestros procesos de fabricación también apuntan al uso eficiente de los recursos y, con el objetivo de implementar nuestra política corporativa y mejorar de manera constante nuestro desempeño ambiental, todas nuestras plantas de producción cuentan con certificación de la norma ambiental internacional ISO 14001.

Política corporativa de Liebherr Appliances (Liebherr-Hausgeräte GmbH)

Como negocio familiar internacional, somos conscientes de la gran responsabilidad que tenemos para con la sociedad, el medioambiente y nuestros clientes, empleados y proveedores. Creemos que el éxito a largo plazo solo se puede lograr si siempre tenemos presente esta responsabilidad en las actividades que realizamos. Por lo tanto, apostamos a lograr un equilibrio óptimo entre las exigencias económicas, ecológicas y sociales.

Esta política especifica los principios básicos de Liebherr Group y describe lo que los conceptos de calidad, sustentabilidad y responsabilidad significan para Liebherr Appliances. Rige para todas las plantas de producción, sin excepción.

Gestión adecuada de electrodomésticos usados

Tonne

Dado que, tras su uso, los electrodomésticos siguen conteniendo materiales y sustancias valiosos, es muy importante gestionarlos debidamente a la hora de desecharlos. Estas sustancias se pueden recuperar y reutilizar para fabricar nuevos electrodomésticos. Por este motivo y para prevenir posibles daños al medioambiente a causa de una eliminación indebida, los aparatos usados se deben gestionar conforme a la normativa y legislación locales. Así, el propietario del aparato contribuye a proteger el medioambiente y a conservar los recursos.

El símbolo de contenedor de basura tachado indica que el aparato no se puede desechar junto con los residuos domésticos. Se deberá desechar conforme a lo prescrito en la normativa local.

 

Antes de desechar el electrodoméstico se han de extraer las fuentes de luz previstas para ser sustituidas por el cliente final y se han de incorporar por separado a su circuito de reciclaje o reutilización. En las instrucciones de uso correspondientes se indica si hay este tipo de bombillas en los aparatos y cómo se desmontan.

Protección de datos

Tenga en cuenta que usted como consumidor final es el responsable de borrar de forma permanente los datos personales que pueda haber guardado en sus aparatos usados.

Tras la correcta devolución por parte del consumidor, nosotros como fabricantes estamos obligados a: velar, por medio de los respectivos contratos, por que los aparatos se reciclen de forma compatible con el medioambiente y por que se eliminen debidamente las sustancias residuales que pueda haber. Esto lo hacemos cumpliendo las especificaciones legales y normativas. El cumplimiento de estas especificaciones se controla por medio de auditorías periódicas de las instalaciones de reciclaje. En el caso de que se detecten infracciones se aplican diversas sanciones, que pueden llegar hasta el cese del suministro. Como fabricantes nos esforzamos por cumplir al 100 % con nuestras responsabilidades para con el medio ambiente a lo largo de todo el ciclo de vida de nuestros electrodomésticos.

Información conforme al artículo 33 del Reglamento (CE) n.° 1907/2006 (REACH).

Este artículo obliga a los proveedores a informar a sus compradores en el caso de que el producto vendido contenga “sustancias químicas extremadamente preocupantes” en una concentración superior al 0,1 del porcentaje en peso. Este tipo de sustancias se conocen también como “SVHC” por su abreviatura en inglés de “substances of very high concern”. Las “SVHC” se publican en las llamadas “Listas de candidatos”, que se actualizan dos veces al año y se pueden consultar en cualquier momento en: Lista de candidatos

Con nuestra búsqueda en línea queremos informarle lo más fácilmente posible sobre las SVHC que pueda haber en su electrodoméstico o pieza de repuesto. ¡Nuestra obligación es informarle sobre la presencia de estas sustancias, pero su uso no está prohibido!

Tenga en cuenta que la Oficina Europea de Sustancias Químicas amplía cada seis meses la lista de SVHC con obligación de ser registradas, por lo que la información hallada puede quedarse obsoleta con el tiempo.

Su salud y seguridad son prioritarias para nosotros.

Con un uso adecuado y la debida gestión de residuos de los aparatos que contienen estas sustancias no se corre ningún riesgo para la salud ni para el medio ambiente; su seguridad y la de los alimentos guardados está garantizada. No se pueden utilizar SVHC cuando existe el riesgo de que se produzca una migración a los alimentos. Por lo general, las SVHC suelen estar contenidas en componentes inaccesibles (por ejemplo, en sistemas electrónicos) o en la matriz de plásticos. Si en determinados casos fuera necesario tomar medidas de precaución, en esta página se le informaría de ello. Los aparatos se pueden buscar con ayuda del número de serie o del código SKU. Para las piezas de repuesto, introduzca el correspondiente número de nueve dígitos.

A la consulta de número de serie

El Reglamento (UE) n.º 528/2012 sobre biocidas regula el uso e introducción en el mercado de biocidas y artículos tratados. A continuación explicamos la diferencia entre “biocidas” y “artículos tratados”.

Los biocidas contienen al menos una sustancia activa biocida y están destinados a destruir organismos nocivos, como bacterias u hongos. El Reglamento estipula qué productos están autorizados para determinadas aplicaciones. Queda prohibido el uso e introducción al mercado de productos no autorizados, a no ser que se haya solicitado una autorización y haya sido concedida. Un ejemplo de biocida es un barniz protector para la madera.

Por “artículos tratados” se entiende toda mezcla o producto en el que se hayan incorporado deliberadamente biocidas o que hayan sido tratado con ellos con el fin de protegerlos y conservarlos. Estos artículos únicamente se pueden introducir en el mercado de la UE si han sido tratados con biocidas autorizados en la UE. Un ejemplo de “artículo tratado” lo constituye un vallado con una capa de barniz para proteger la madera.

Están sujetos a la obligación de marcado si:

  • es necesario remitir a la característica del producto resultante del tratamiento con biocida y/o
  • la autorización de la sustancia activa biocida lo requiere expresamente

Actualmente Liebherr-Hausgeräte GmbH no está obligada a realizar ninguna comunicación por los biocidas utilizados.

Sistema certificado de gestión ambiental

En el marco de condiciones económicamente viables, hemos adoptado un concepto de protección ambiental integral que aborda la totalidad del ciclo de vida del producto: el desarrollo, la producción, el uso y la eventual eliminación de nuestros electrodomésticos. Los aspectos centrales son el manejo de energía y de recursos, el manejo de residuos y la protección climática. Sobre la base de la política corporativa, la gestión ambiental se regula y se organiza mediante el «sistema de gestión integrada». La gestión ambiental en todas las plantas de producción cuenta con certificación de la norma ambiental internacional ISO 14001.

La norma ISO 14001 se enfoca en la mejora continua del desempeño ambiental. Dentro del alcance de la gestión ambiental, se han establecido pautas para abordar los aspectos ambientales más significativos. Para monitorear y controlar el desempeño ambiental se evalúan datos ambientales pertinentes. Este enfoque nos permite implementar medidas rápidas, efectivas y de largo alcance y mejorar, de forma continua, nuestro desempeño ambiental.

Descargar